Revolución.

¡Silencio!, pedí enfurecida.

¡Os odio!, grité gruñona.

¡Marchaos!, gemí con rabia.

¡No volváis no,quiero que veáis esto!

Lágrimas acunaban mi rostro.

 ¡Matar a aquellos que nos

echan!, ordenó una voz,

¡Luchar por la cordura!

¡Morir de pie, sublevaros!,

gritó otra; mientras yo, sorprendida

miraba a la horca.

Un campesino apareció,

la batalla comenzaba pero

yo lo único que vi

fue la nada.

Mis pies colgaban

luché por el oxígeno

mi garganta se apretaba

para mi un suplicio.

Que más da la honra

cuando todo se ha perdido.

Que más da el valor

cuando ya tienes cadenas.

Si sobrevivir a mi pena

fuera, quizá los que

luchaban no me destruyeran

pero la vida no funciona así

si así fuera yo volvería a vivir.

Anuncios

Acerca de Nekalice

Me llaman Nekalice, me encanta escribir y compartir mis escritos, todo tipo de música excepto flamenco, adoro leer, comer las comiditas de la abu que son muy sabrosas y domir. ¡Espero que les guste el blog y lo compartan con todos sus amigitos! ¡Besitos!
Esta entrada fue publicada en Poema y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s